Zona de emergencia en Curacaví y María Pinto

Peligra abastecimiento de verduras y hortalizas para la región Metropolitana

El 25 de noviembre  se derrumbó el canal Las Mercedes y alrededor de mil agricultores de Curacaví y María Pinto quedaron sin agua para regar cerca de 16 mil hectáreas ya plantadas. Han pasado dos semanas y el problema no logra solucionarse por completo, lo que es grave porque gran parte de las cosechas del valle se destinan a proveer de verduras y hortalizas a la región Metropolitana.

Por esta razón, el Ministro (S) de Agricultura, José Ignacio Pinochet, declaró zona de emergencia agrícola por escasez hídrica a las comunas de Curacaví y María Pinto a solicitud de la Intendencia Metropolitana.  De acuerdo a la resolución firmada por la autoridad, esta declaración resulta necesaria para dar cumplimiento a las prioridades fijadas por el Ministro Antonio Walker en orden a ir en apoyo de las familias, pequeños agricultores y productores en las comunas de María Pinto y Curacaví.

El canal Las Mercedes, de unos 140 años, es la única vía con la cual agricultores de Curacaví y María pinto acceden al agua para su actividad. Este tiene su origen en la cuenca del río Mapocho, posee 91 kilómetros de extensión, desembocando en el estero Puangue, y transporta cerca de 10.000 litros por segundo.

En el kilómetro 21 de su trazado está la central hidroeléctrica Carena, atraviesa tres túneles de 300, 1.200 y 1.500 metros de longitud y un acueducto de 700 metros de largo sobre el río Puangue, poco antes de llegar a Curacaví. El más pequeño colapsó.

Gisele González, vocera de los agricultores, declaró que lo que comúnmente salía de la zona en dirección a Valparaíso, Lo Valledor y la Vega Central este año simplemente no existirá, lo que conllevará un alza de precios.

“Los agricultores dan todo por perdido. Se estaba trabajando con camiones aljibes, que no es suficiente. Traer más camiones aljibes ya no sirve. Se debe decretar zona de catástrofe. A futuro, en la zona quieren impulsar la idea de construir un embalse, ya que si el canal nuevamente termina fuera de funcionamiento mucha gente va a volver a quedar de brazos cruzados, pero las autoridades no han dicho nada”.

El bloqueo de riego en Curacaví y María Pinto está afectando principalmente el trabajo de productores de alfalfa, betarraga, brócoli, coliflor, papas, ají, zapallo italiano, zapallo y poroto verde, pero principalmente el choclo que está en plena temporada para su producción.

El Relacionador Público de la Vega Central, Arturo Guerrero, indicó que “Lo que requerimos es darle una solución urgente. Los responsables de mantener el canal Las Mercedes tienen la obligación de responderle a los agricultores porque la región Metropolitana, teniendo 8 millones de habitantes, requiere de esta alimentación”.

La alcaldesa de María Pinto, Jessica Mualim, reveló que «16 mil hectáreas (afectadas), 1.108 pequeños, medianos y grandes agricultores que abastecen la necesidad alimenticia de la región y del mundo. Además, aportamos al PIB un importante monto, ya que tenemos productos de exportación».

El alcalde de Curacaví, Juan Pablo Barros, aseveró  que “Como municipalidad hemos estado apoyando desde el principio a nuestros agricultores sabiendo que esta es una situación en que cualquier medida que se tome tiene un efecto parcial. Sin embargo, no vamos a dejar solos a nuestros agricultores como lo hemos hecho desde un principio».

Desde el Gobierno, autoridades locales y Colbún, empresa que sería responsable de la mantención de los túneles,  se encuentran trabajando para solucionar la emergencia y levantar lo más rápido posible el túnel caído.

La zona central en Chile atraviesa una de las sequías más importantes de los últimos años, alcanzando un 45% de déficit de precipitaciones en el Gran Santiago.

IMAGEN/Agencias

Temas relacionados