Patentes provisorias para vendedores ambulantes: “Una pésima decisión”

Dirigentes gremiales rechazan enérgicamente la decisión de la  alcaldesa de Santiago, Irací Hassler

La Municipalidad de Santiago anunció que entregará 1.500 nuevas patentes provisorias para vendedores ambulantes que abundan en sectores de la comuna como barrio Meiggs o Puente, lo que gatilló una ráfaga de declaraciones lamentando y rechazando la medida.

Los dirigentes del comercio detallista establecido metropolitano, de las pymes, de la Multigremial Nacional de Emprendedores y de los habitantes de la zona expresaron su más enérgica reprobación, porque marca un “pésimo” antecedente.

Pedro Zamorano, presidente de la Federación del Comercio Detallista Establecido de la Región Metropolitana manifestó su rechazo a la decisión de la alcaldesa de la Comuna de Santiago.

“Lamentamos profundamente la decisión adoptada por la alcaldesa de Santiago. Se trata de una medida populista que en nada contribuye al orden, fomento al turismo y estética de la capital de Chile, además del daño que significa al comercio detallista establecido, generando un muy mal precedente a otros municipios que pueden imitar éstas medidas”.

Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial Nacional de Emprendedores, quien expuso que desde el estallido social ya se han cerrado más de 500 pequeños comercios en la comuna y esto dificultará más la reactivación.

 «Evidentemente esto es una cachetada a las mipymes, que son las que financian la operación del municipio, mediante el pago de patentes y permisos que se les ha exigido durante toda la pandemia. Este tipo de iniciativas, además, agudizarían la escasez de mano de obra y el aumento de vacantes en el comercio establecido. La informalidad llegó a un 26,9% en el periodo mayo-julio y con estas medidas se sigue fomentando a que la gente no busque trabajo.

Héctor Sandoval,  presidente de la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile (Conapyme), comentó que cuando escuchan que se entregarán más permisos al comercio ambulante sin ningún tipo de infraestructura o respaldo de la mercadería que se está vendiendo y sin pagar impuestos, no deja de sorprender.

“Rechazamos tajantemente la decisión de la señora alcaldesa de Santiago, Irací Hassler. Estas políticas pueden hundir más al país. Hoy necesitamos producir, necesitamos trabajar y también recaudar impuestos. Pero con estas decisiones donde se vende mercadería de dudosa procedencia sin ningún tipo de control vamos por muy mal camino»,

Los vecinos también expresaron su rechazo al anuncio por los problemas de seguridad que ocasionan los comerciantes ambulantes en esos sectores de la capital.

Temas relacionados