NIO ET7: el eléctrico con mil kilómetros de autonomía

La cabina huye de excesos y tiene un ambiente minimalista sin apenas controles físicos

RODRIGO CASTRO ORELLANA/ servicios automotrices

En Europa la gran atención de la prensa durante estos últimos días ha tenido como uno de sus centros de atención  el auto eléctrico chino  NIO ET, que tiene mil kilómetros de autonomía.

Desde China, NIO lleva varios años pujando para convertirse en un referente entre los modelos eléctricos. Al récord de Nürburgring conseguido por su deportivo EP9, se sumaron primero el lanzamiento de varios SUV y ahora la llegada del ET7. 

La prensa española destaca que se trata de un auto eléctrico que tiene en su enorme autonomía y en su completa dotación tecnológica sus principales argumentos.

Su diseño sigue las líneas establecidas por los lanzamientos previos de la firma, con una imagen elegante, delgados grupos ópticos y formas fluidas gracias a las cuales logra un CX de 0,23.

Se trata de un modelo de grandes dimensiones que alcanza los 5,09 metros de longitud, 1,98 metros de anchura y 1,50 metros de alto, con una distancia entre ejes de 3,06 metros que se traduce en un espacio interior muy amplio, sobre todo para las plazas traseras.

El habitáculo huye también de los excesos y presenta un ambiente minimalista sin apenas controles físicos. El NIO ET7 reúne toda la información necesaria en el cuadro de instrumentos digital y en la consola central, formada por una pantalla táctil de 12,8 pulgadas y de orientación vertical.

No faltan, sin embargo, detalles de calidad como la tapicería de piel, una moldura de madera que cruza el salpicadero y unos asientos ventilados, calefactados y con función de masaje. A esto se añade un sistema de sonido con 23 altavoces, elementos que dejan claro el enfoque premium del modelo.

Sin embargo, el punto que le hace destacar respecto a otros eléctricos es su sistema de propulsión. No tanto por la potencia de sus motores –uno asociado a cada eje y que en conjunto desarrollan 653 CV y 850 Nm–, sino porque es capaz de utilizar tres baterías distintas que homologan, incluso en la más pequeña, un alcance considerable.

Así, la de acceso tiene una capacidad de 70 kWh y con ella el NIO ET7 puede recorrer 500 kilómetros. La intermedia es de 100 kWh y supone una autonomía de 700 km. La mayor es la de 150 kWh, cuyo alcance es de 1.000 kilómetros. 

Su otro punto fuerte es el sistema de conducción autónoma del que dispone. Está formado por una cámara de ocho megapíxeles de resolución, un sistema de radar LiDAR, hasta 33 sensores, un alcance de 500 metros y un ángulo de 120 grados; lo que asegura una alta capacidad de análisis de su entorno.

El NIO ET7 ya está disponible desde un precio de 378.000 yuanes (unos 48.000 euros) si se opta por la fórmula con las baterías en alquiler, y sube hasta los 448.000 yuanes (unos 56.000 euros) con estas en propiedad.

IMÁGENES / NIO ET7

Temas relacionados