La Arquitectura de Gaudi: genial y creativa

Sentó las bases del modernismo y el precedente de una arquitectura funcional.

POR Olga Disi Rojas / Artista Visual U. de Chile. / U de Concepción

Cuando se habla de Arquitectura no puedo dejar de pensar en Gaudí: Antoni Gaudí nació un día de junio en Tarragona. Su gran obra ha marcado un camino para los amantes del arte, sobre todo en los estudiantes de arquitectura que obligatoriamente miran a este creativo como ejemplo de ímpetu al mezclar colores, líneas curvas y resistencia de materiales.

La obra de Gaudí me impide analizarla desde el punto de vista de la arquitectura, en lo personal. Pero si lo hago como trabajadora del arte, desde la emoción al ver tantas formas armoniosas y escultóricas.

Observo con atención el uso del color empleado en los trozos de azulejos que magistralmente recubre las superficies. Son mosaicos en espacios creados con formas inspiradas en el viento, nubes y flores en su continua observación de la naturaleza.

Se le critica que su arquitectura es escultórica, pero puedo agregar que su obra es tan creativa que ese comentario solo reafirma su inconfundible creatividad.

Antoni Gaudí estudió arquitectura a la vez que colaboraba con un arquitecto de renombre en esas primeras obras donde empleaba fierro forjado, ladrillo y cerámica que era su predilección.
En Barcelona se vivía un tiempo de bonanza económica que influyó en el Renacimiento de la educación y la cultura de Cataluña.

Por ello, la atmosfera de bonanza fue propicia para el encargo de la construcción de la Iglesia de la Sagrada Familia. Fue iniciada en el año 1883. El también aportó ya que era un hombre de gran religiosidad. Alcanzó a realizar una de las torres, la cripta y la fachada del Nacimiento, pero su muerte repentina en 1926 le impidió verla terminada. Aún continúan los trabajos.

Los encargos que recibía eran verdaderos desafíos para Gaudí y así sucedió, por ejemplo, con el Palacio Güell, Casa Milá, o El Capricho. Todas construcciones donde se exalta la genialidad. Su carácter apasionado y poético sentó las bases de un modernismo y el precedente de una arquitectura funcional. Se podría hablar mucho de este genial arquitecto, artista y creador, pero quiero una imagen de la Iglesia de la Sagrada Familia, donde continúa el trabajo de esta gran obra impregnada con el espíritu de tan grande creador y les obliga a sus seguidores a estudiar aprender y comprender más sobre su genialidad.

IMAGEN/ Iglesia de la Sagrada Familia

Temas relacionados